La mejora de la educación mediante la disposición de recursos

Por casualidad he descubierto el blog tekLEEando y a partir de él un “enjambre” de blogs educativos que tratan sobre los temas más diversos.
Éste que cito circula entorno a la educación plástica, visual y dibujo que se imparte en el IES Fleming de Oviedo. La página está tutelada por Cristina Navarrete, profesora de la citada asignatura. Y para esta evaluación ha preparado para los alumnos de 4º de ESO un trabajo sobre el Diseño Industrial.

Hoy más que una reflexión sobre diseño industrial me gustaría utilizar este espacio para reconocer de forma abierta este tipo de recursos en el seno de la educación más básica.
Para los de mi generación la educación se restringía a los libros físicos y las clases presénciales. La información era exclusivamente académica (la aceptada por el sistema) y era la que era. Cierto es que la televisión, por lo menos por aquel entonces, aportaba su granito de arena y podían también aprenderse cosas o por lo menos servía de apoyo para adquirir ciertos conocimientos. Hoy este medio se ha alejado, en general, de este propósito y son las nuevas tecnologías como Internet las que nos permiten una mayor divulgación de la información. - Sobre este punto no negaré que es también muy peligroso dar por válido todo lo que podemos ver y leer en la red pero bien utilizado y mediante una buena tutela no cabe duda de que nos permite mejorar día a día el aprendizaje de nuestras generaciones más jóvenes.-

En este caso puntual es de agradecer el enorme esfuerzo que viene realizando esta profesora desde el año 2006 para divulgar, entre sus alumnos, los temas más diversos relacionados principalmente con la plástica y la creatividad. Un apoyo académico que sin duda enriquecerá no solo la propia materia académica sino que dinamizará esas mentes que aun están por formar.
Quizás sea aventurado, sin conocer personalmente a la editora de este blog y a otros tantos editores similares, pero podemos pensar que todo este trabajo aportado para este tipo de iniciativas nos muestra, de forma muy clara, el enorme deseo de enseñar que poseen afortunadamente muchos profesores. Una actitud esencial para la educación que nos permite creer en una mayor motivación para nuestros jóvenes estudiantes.
En un sistema constantemente cuestionado -como lo es el educativo- y con razón por todo lo que depende de él (el futuro de nuestras generaciones, que no es poco) está claro que el progreso y las tecnologías deben sumar siempre a favor para mejorar la formación todo lo posible.

Los profesionales solemos estar acostumbrados a seguir foros, páginas, blogs y portales de diseño profesional y/o afines y muchas veces olvidamos, ante tanta información flitrada, desde donde partieron nuestras propias motivaciones.
Seguramente todos los diseñadores industriales, por nuestra condición, recordamos con cariño y emoción a los profesores de plástica y dibujo y sus clases impartidas mientras nos formábamos en la educación general básica. Muchos aprendimos por aquel entonces que la creatividad nace y solo es posible desde la libertad y desde el deseo de expresar. Merece la pena no olvidar jamás esta máxima.

Creo que es merecido rendir siempre un homenaje a todos nuestros profesores y en especial a todos aquellos que se preocupaban más por enseñar que por puntuar. Hoy este breve pensamiento también es una excusa para darles las gracias.
Con ellos entendimos que aprender ciertas cosas era tan solo la primera etapa de nuestro camino y con ellos también, alejados de imposiciones, disfrutamos aprendiendo a ver el mundo de forma diferente. Valoraron nuestro interior a partir de lo que salía de él y no puntuaron por saber ceñirnos a unas normas o por controlar a la perfección unas técnicas.

Gracias.

Siendo consciente de la falta de divulgación que aun posee el Diseño Industrial entre gran parte del tejido industrial del entorno de las PYMES, no solo es paradójico sino además es hasta irónico pensar que posiblemente muchos estudiantes de ESO conocerán antes el diseño industrial que muchos empresarios. Aunque bien mirado, al igual que sucede con los idiomas, es de agradecer que las nuevas generaciones estén lo mejor formadas posible. En el futuro esto propiciará una sociedad mejor.

Aprovecho para agradecer desde aquí, de forma personal, que la práctica del blog que motiva este escrito haya contado con la referencia de esta página personal sobre diseño industrial. Es sinceramente un placer inmenso. Solo espero y deseo que les pueda servir la información de aquí extraída.

Enero de 2012