Diseño Industrial LowCost. La normalización forzada de una situación

Durante este verano han empezado a aflorar las “ofertas” en algunas reconocidas tiendas de Diseño de Barcelona que muchos conocemos. Incluso las empresas fabricantes más emblemáticas también preparan eventos, Showrooms y Outlets relacionados con una sustancial rebaja en sus productos y stocks.

Mucho ha cambiado el panorama del mercado, del diseño industrial y de “su valor” desde aquel día de agosto hoy hace algo más de 10 años, en el que aun como estudiante, me interesé por el precio de una Silla Gaulino, diseño de Oscar Tusquets, que estaba extrañamente rebajada:

- Perdone, ¿esta silla está de oferta?. Pregunté discretamente.

- No. Perdone señor. No está de oferta, marcará un precio especial porque tendrá alguna tara.
Tras revisar la silla de arriba abajo logramos encontrar finalmente el motivo de la rebaja. Efectivamente en el tapizado de cuero había una leve rayita casi inapreciable pero que era motivo de rechazo y que convertía a un producto de esa magnitud en el soldadito de plomo al que le faltaba una pierna, en el patito feo, en una silla desterrada.

- Ve, tiene una falta. Me comentó amablemente señalando el daño que tanto nos había costado encontrar.
Los productos de este establecimiento no se rebajan, son de diseño y tienen siempre el mismo precio. Concluyó convencida.

Hasta cierto punto lo encontré lógico y me despedí convencido pues pese a todo, con tara o sin tara, mi poder adquisitivo no estaba a la altura.

Hace años las palabras oferta o rebaja eran incompatibles con los denominados “productos de diseño” o por lo menos esa fue mi vivencia de entonces cuando recorría incansable los templos del diseño empapándome de los más grandes de cara a mejorar mi formación.

Pero hoy día todo ha cambiado y todo puede rebajarse. La crisis, quizás para bien, ha permitido una democratización forzada del diseño y con ello se ha producido una normalización que le hacía mucha falta al diseño industrial para lograr quitarse ciertas etiquetas como elitismo o snobismo.

Hoy todos paseamos por el interior de esas magníficas tiendas de Barcelona y podemos comprar, en mayor o menor medida, excelentes productos con nombre y apellidos a precios mucho más normales y "asequibles".
Hoy todos podemos tener en nuestro hogar productos del más elevado nivel devolviendo con ello el auténtico valor al diseño industrial.

Julio 2011