Supresión de los estudios públicos superiores de Diseño en Andalucía

Si nadie lo remedia parece que la Junta de Andalucía eliminará, en la mayoría de provincias andaluzas, los estudios públicos superiores de Diseño.

De esta forma La Junta, que llegó muy tarde para la implantación de estos estudios, siendo la comunidad española donde se instauraron en último lugar, se ha apresurado en ser la primera en borrarlos de un plumazo. Mostrando así el interés que –mayoritariamente- tienen las instituciones y los políticos andaluces por el diseño: Ninguno.

De entrada esta es una muy mala noticia para la sociedad. No solo porque se evidencia un clamoroso trato de favor de la enseñanza privada frente a la pública sino porque supone ser una terrible pérdida de derechos y de oportunidades para todo ciudadano andaluz que desee ser diseñador. Y sobretodo porque negará un imprescindible medio natural para el desarrollo económico, cultural, industrial y social de Andalucía.
Al respecto, solo debemos atender el funcionamiento actual de la economía, regida por la globalización de los mercados, la necesidad de ser competitivos y por el hecho de que debemos exportar, no solo ya buenos productos sino ofrecer la mejor presencia fuera de nuestras fronteras, para entender que el futuro empresarial de Andalucía será, sin todo el diseño posible, muy duro y difícil.

Desde aquí me gustaría decirle, a cualquiera de los políticos que con su firma han avalado este desastre, que:


A usted, político andaluz que vela presuntamente por los intereses de sus ciudadanos, quiero decirle que ya no tiene potestad moral de hablarnos con rigor sobre I+D+I. Ni sobre la competitividad de las empresas, ni tan siquiera sobre los beneficios que la exportación tiene para salir de las crisis y hacer más próspera a una sociedad.

Con estas incomprensibles medidas se ha ahogado en su propio discurso. Mañana ya no podrá hablarnos de empresas, creación de empleo, oportunidades y futuro porque ha negado su propia semilla y esperanza; el Diseño.

Sea lo que sea lo que le ha llevado a tomar esta decisión, es mala para el pueblo porque esconde algún tipo de "bajeza política". Y es que, perdóneme, no veo ningún motivo que pueda ser positivo.
Así que, bien sea por un trato de favor hacía lo privado, por una mala gestión económica, por ignorancia al pensar que el diseño es Arte o algo prescindible, superficial o frívolo para lo que no hace falta formarse... O simplemente sea por la ignorancia general que, por desgracia, viene marcando el perfil de muchos de nuestros políticos actuales, es una decisión irresponsable que los andaluces, su pueblo, no se merecen.

Sin creer y potenciar el diseño, su mensaje no albergará esperanza. Usted no puede engañarnos. No podrá ofrecernos, a pesar de su cuidada oratoria, ningún tipo de fundamento cuando nos hable de industrializar una comunidad como la suya que, debemos decírselo los de fuera, se ha ido quedando atrás en este sentido respecto a otras zonas con mejores políticas de innovación, diseño y tecnología, como por ejemplo Cataluña, Valencia, Madrid o el País Vasco.

Hoy estoy apenado por mis amigos y colegas andaluces que, desde hace años luchan sin apenas ayuda por llevar el diseño a su tierra y se dejan la piel por dignificar una profesión que, a pesar de que a usted no le importe lo más mínimo, pesa muchísimo en todos los países avanzados. Aunque, como le he dicho anteriormente, no hace falta irse tan lejos, solo tiene que mirar otras zonas geográficas de España.

Solo me reconforta saber que el diseño se abrirá paso. Si, porque no hay otra. Alguien, con más interés y rigor que usted verá que es la única salida para el progreso, para crecer o simplemente para estar y para ser. Porque el diseño es también cultura.

No obstante, ha de saber que usted será ya siempre responsable de la pérdida de inercia de la que ahora empezaba a gozar el diseño andaluz. Y si fuéramos valientes -los diseñadores- comprobaría de su importancia al ver que sin ellos usted no podría emprender campaña política alguna. Y es que ningún profesional debería aceptar el encargo de diseñar ningún programa político para ustedes. Ni anuncio ni nada. Sepa usted que sin diseño no podría colgar sus bonitos carteles por toda la ciudad ni agitar, con tanta emoción, las banderitas que buscan solo alentar el voto.

Usted, político andaluz que niega la educación pública superior del diseño a sus conciudadanos, ha de saber que esto, no solo muestra su más clamorosa ignorancia sino que es "hambre" y éxodo para el mañana de Andalucía.

Atentamente,

Un diseñador que ha gozado de las posibilidades que le ha procurado su gobierno.


...................................................................................................


Estoy con todos aquellos que apuestan por seguir teniendo una enseñanza pública superior de Diseño en las máximas provincias andaluzas. Y estaría bien, por lo menos por una vez, que todas las instituciones, tanto públicas como privadas del diseño así como todos sus profesionales, lucháramos en contra de esta injusticia.

Todos aquellos que os queráis sumar a la defensa de este atropello, nunca seremos muchos, podéis hacerlo desde las redes sociales con el Hastag #RIPseñoandaluz #RIPsenoandaluz o #Sindiseño #Sindiseno.

Poder haber estudiado (además becado) en una escuela pública de diseño cerca de dónde vivo y finalmente trabajar también como diseñador a escasos kilómetros de mí domicilio, representa ser un privilegio social que se ha logrado con mucho esfuerzo y que al parecer, y por desgracia, no todos podemos disfrutar.

Pienso que la grandeza de una sociedad es la de procurarnos oportunidades y posibilidades a todos por igual y el hecho de que ésta haya sido mi opción y la haya podido ejercer sin problema en mi propia tierra, muestra las políticas públicas de enseñanza y empleo que han venido existiendo en los últimos años en Cataluña. Es cierto que todo es mejorable, pero como ustedes ahora nos muestran, también es empeorable así que deberían de tomar ejemplo de algunos de sus vecinos...

Abril 2014