Interacción post-conferencia del 17 de mayo en la EET-UPC Terrassa


Permitirme que utilice este apartado de mi web para realizar una interacción directa con los alumnos de Diseño Industrial de la UPC-Terrassa con los que he tenido el inmenso placer de compartir una tarde.

He tenido oportunidad, de la mano del Profesor de Metodología y Director del Departamento de Expresión Gráfica en la Ingeniería, D. José Luis Lapaz, de impartir una conferencia en la Escola d’ Enginyeria de Terrassa a los alumnos de Grado en Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto.

Antes de nada deseo reiterar nuevamente mi agradecimiento, tanto a nivel personal cómo en nombre de ozestudi por el trato recibido y la amabilidad que me habéis procurado. Muchas gracias.

Ha sido para mi una conferencia algo diferente. Normalmente me piden la preparación de temas de perfil más teórico o conceptual sobre el diseño industrial. Aspectos con los que además me siento bastante cómodo. Pero esta vez he tenido que hablar sobre el trabajo que venimos desempeñando en ozestudi desde hace más de una década.

A pesar de que a los diseñadores nos gusta, por norma, hablar sobre nuestro trabajo, a nosotros personalmente nos cuesta hacerlo del nuestro fuera del ámbito estrictamente profesional, es decir fuera de la intimidad diseñador-cliente.
Por esta razón espero que se me disculpe si en algunas etapas de la charla, sobre todo al principio, he estado algo nervioso.
Ahora que estoy con las disculpas, os pido también que me perdonéis por haberme saltado el guión en exceso. Después de meditar que es lo que os he contado creo que se han quedado cosas importantes por decir.
Y si, lo se. Perdonar también. Soy consciente de que elevo mucho el tono de mi voz pero hablar del diseño industrial sin pasión me resulta realmente difícil.

Considero que siempre deberíamos poder extraer reflexiones de las conferencias a las que asistimos -eso es lo que por lo menos pido para mí- y creo, por esta razón, que es obligación del conferenciante aportar el suficiente valor intelectual que lo permita. Bajo esta convicción siempre me preparo los temas, por pequeños que estos puedan parecer. En este caso hablar del trabajo de uno mismo.
También es absurdo que, una vez que se he realizado el esfuerzo de forma exclusiva para vosotros, no lo tengáis a modo de documento por si lo queréis leer de forma más tranquila. Así que abajo tenéis el enlace para la descarga.

Aprovechando además la oportunidad que hoy nos brinda Internet y las tecnologías, creo muy interesante poder actualizar información e incluso mejorar, con alguna que otra matización y/o precisión, algún aspecto sobre algo que he dicho “en directo”. O mejor dicho he olvidado decir.
Por este motivo, utilizando este recurso como medio, me gustaría decir a todos los que habéis asistido a la conferencia que cuando he aludido al proyecto del termo para diabéticos, creo que he omitido mencionar el detalle fundamental de que era un termo destinado a la insulina. De ser así, es importante decir que este dato impregna sustancialmente otra dimensión y un enorme valor al conocimiento que el diseñador debe adquirir sobre este tipo de proyectos concretos así como el diálogo colateral que debe de establecer con su ámbito social más cercano.
Este producto es en realidad un elemento vital para esos pacientes (puede salvarles la vida) y el diseño industrial debe cuidarse, no solo de los aspectos comunicativos que permitan normalizar y socializar este tipo de patologías sino que además debe de ayudar a mejorar la calidad de vida de los propios pacientes. Es un elemento -el termo- que no puede perderse y siempre debe estar bajo control. Nos aparece entonces toda una argumentación de proyecto que, como podemos imaginar, va mucho más allá de la función práctica de uso (de la que hemos hablado y recalcado como fundamental) que en este caso es refrigerar la insulina. Cómo véis cada proyecto supone, como hemos dicho, la oportunidad de aprender y de cambiar el mundo.

Ahora tenéis mis datos de contacto por si deseáis trasladarme alguna pregunta o hacerme alguna consulta. Estaré encantado. Y lógicamente tenéis las puertas de ozestudi abiertas para cuando deseéis hacernos una visita.

Muchas gracias. Un saludo.

Para acabar me gustaría desearos que esta maravillosa profesión, que será la vuestra mañana y que tanta pasión os ha despertado ya como estudiantes, os depare los mayores éxitos profesionales y personales.

Podéis descargaros desde este enlace el PDF con el guión que hubiera deseado trasladaros. Aunque como dice un buen amigo mío; A veces está muy bien saltarse el guión y dejarse llevar por la pasión. Espero que haya sido de vuestro interés.

Mayo de 2013