Se cierra el 1er Congreso de Diseño Industrial de Málaga

Se ha clausurado el 1er Congreso de Diseño Industrial de Málaga “Esto es Diseño Industrial”. A partir de ahora tocará reflexionar durante los próximos días y meses con todo aquello que seguramente la gran mayoría de nosotros hemos aprendido.

Habrá tiempo de ir exponiendo todo aquello que uno mismo ha aprendido pero hoy quiero aquí, aun con la frescura del recuerdo cercano, no solo dar las gracias a muchos de vosotros sino también dejar algunas de mis impresiones personales de las “distancias cortas”. Esas que se producen en los apretones de mano, en los saludos, en las conversaciones de pasillo, en las miradas y los gestos, compartiendo un café, fumando un cigarrillo, comiendo, compartiendo un taller, jugando... Distancias que permiten ver a personas reales en estado puro.

Antes de nada reiterar nuevamente mis agradecimientos personales a DIZ_Málaga de forma general. Muchas gracias a TODO el equipo. A TODO. Mediante vuestras ilusiones y vuestro esfuerzo, que fue muchísimo, hicisteis posible que durante dos días muchos pudiéramos disfrutar del diseño industrial estando en familia. Muchas gracias.

Conocía sobradamente el trabajo de Gerard de Moliné, un trabajo que ahora me parece más grande, si cabe, tras conocerlo a él personalmente. Gerard es un diseñador de mirada transparente y sincera. Un diseñador sencillo y humilde como pienso que lo son la mayoría de las grandes personas.
Nos habló del diseño de objetos más allá de las etiquetas y entendí con meridiana claridad el compromiso que el diseño industrial puede adquirir con una tradición artesanal que la sociedad y el mercado han ido erosionando a lo largo de las últimas décadas hasta el punto, en muchas ocasiones, de su propia desaparición.

Muchas gracias Gerard. Espero que podamos coincidir en muchas más ocasiones y que pueda seguir aprendido de ti.

Pude nuevamente disfrutar de la pasión, la ilusión y la fuerza de la diseñadora industrial Granada Barrero. A ella le ha tocado la dura tarea de divulgar, por y para todos nosotros, el diseño industrial. Y eso no es fácil. Nada fácil cuando se acaba pagando el duro peaje de restar este tiempo de tu propio trabajo como diseñador. Por esa razón a Granada, no solo le debemos todos el máximo respeto y apoyo -como colegas- sino que debemos agradecerle su altruismo en favor de nuestro propio trabajo.

Muchas gracias Granada por llenarme los bolsillos de una ilusión que iré utilizando para vivir de mejor forma los momentos difíciles de la profesión. Recuerda que nos debemos un desayuno.

Carlos Alonso, de ADN, aportó, más allá de la ventana que nos abrió a la Biomimética, un rigor y una profesionalidad que se solo se obtiene tras muchos años de experiencia. Al fin tuve oportunidad de conocer al diseñador que hace posible, mediante sus objetos domésticos, que mi entorno cotidiano más cercano sea mucho más cómodo.

Muchas gracias Carlos por dejarme ver que un trabajo riguroso siempre es posible más allá de los engaños del mercado.

Pablo Rohrssen, tremendamente comprometido con el diseño a muchos niveles, nos mostró dos de los pilares fundamentales del diseño del futuro. Por un lado nos habló de sostenibilidad y de la visión que el diseño debe de empezar a tener para hacer del planeta un espacio mejor para todos. Y por otro lado, nos demostró con cifras el valor económico del diseño industrial y cómo éste es siempre una inversión para las empresas.

Muchas gracias Pablo por contagiarme siempre tu compromiso con el diseño. Se que éste te hace pasar por difíciles momentos pero debes saber que tienes el respaldo de todos nosotros.

Veo que si sigo extendiéndome en mis agradecimientos con cada uno de todos vosotros no publico este post ni en un mes. Así que permitirme ahora un agradecimiento grupal más puntual pero no por ello menos importante.

Muchas gracias Juan Antonio, sabes que contigo comparto muchos puntos de vista y que valoro enormemente tu trabajo. Sigue igual.

Gracias Tomás. No dejes de ser feliz y de repartir esa felicidad, siempre necesitamos un poco todos. Tenemos pendiente lo de Cádiz.

Gracias Eduardo por trasladarme tu vitalidad, tu autenticidad y tu frescura. Te debo los pass del CODI, luego te lo paso.

Gracias Ana por contarme con tanta vitalidad tus proyectos y tus experiencias en Portugal. Recuerda que me debes un video … Y mucho animo para ese complejo y excitante proyecto de investigación de final de carrera.

Gracias Salva por tu interés hacía mi trabajo, tu cercanía y tu desbordante simpatía. Y por ese viaje en moto porque hacía 20 años que no montaba en una. Recuerda que me debes enviar un mail y hablamos de lo del MaterFad

Gracias Lander y Amaya por las risas y por todas las experiencias compartidas. Espero que vuestros respectivos proyectos más inmediatos, los servicios y el master en Berlín, satisfagan vuestras expectativas. Ya me iréis contacto.

Muchas Gracias Eva por la invitación, por la preocupación expresa de que esté siempre a gusto (así ha sido) y por tu iniciativa frente a la divulgación del diseño industrial.

Muchas Gracias Lucía e Isabel por vuestra atención. Habéis estado en todo.

Muchas gracias también a María, Jessica, Elena (buena exposición sobre el trabajo y la aportación del diseñador industrial), Santiago (hablamos de lo de de octubre sin problema), Esteban, Luís, Daniel, Victor… A todos!

La verdad es que he conocido a gente excepcional y las palabras en estos casos se quedan siempre muy cortas y pobres.
Por si fuera poco, la inmediatez de lo que escribo seguramente haga que me deje a muchos de vosotros y de vosotras. Perdonar si os he omitido y recoger también, por favor, todo mi más sincero agradecimiento.

También me gustaría decir, antes de acabar, que crucé muchas miradas con personas que siguen mi twitter y/o que yo también sigo. Sabéis quienes sois. Con muchos de ellos no tuve, lamentablemente, oportunidad de hablar pero quiero también daros las gracias por vuestra participación, vuestra complicidad y por vuestro interés. Queda pendiente poder romper esa barrera en futuros encuentros y conocernos de forma más cercana.

Un enorme abrazo. Ha sido un congreso lleno de experiencias muy positivas. Sois todos muy grandes.

Sinceramente no se hacía donde irá el diseño del mañana pero de lo que si que estoy seguro es de como me gustaría que fuese.
Me gustaría que tuviese la sinceridad y la humildad de Moliné, la pasión y la fuerza de Granada Barrero, el compromiso y la claridad de Pablo Rohrssen, el rigor y la profesionalidad de Carlos Alonso y la ilusión, pasión, compromiso y frescura de todos los que hicisteis posible el congreso, tanto organizadores como participantes. Hoy el diseño es un poco más grande para mi y espero que también lo sea, aunque sea un poquito, para vosotros.

Abril de 2013