Propuesta de Máster de Diseño Industrial (III)

COSTES Y TIEMPOS

En diseño industrial es muy importante estar ligado a la realidad de mercado porque es solo ésta la que procesará nuestros productos posibilitando que estos lleguen a los usuarios. Es por ello que debe controlarse cual es el esfuerzo económico de cada fase en el mundo real y por ende cual es el coste en la realización de nuestro producto.
El diseñador industrial debe ser siempre riguroso con los costes pues suelen ser siempre condicionantes importantísimos en cualquier Briefing.

OBJETIVOS

Tras el curso descubriríamos que el diseño industrial se establece como punto intermedio o puente entre las necesidades económicas de la industria y el mercado y las necesidades prácticas, funcionales, espirituales o comunicativas del usuario.
A su vez podríamos constatar lo importante que es conocer las tecnologías y los procesos así como lo fundamental que es la más correcta selección de tecnologías, materiales, proveedores, etc… para el éxito y la viabilidad del producto y el ahorro de tiempo.

El curso pretende adquirir consciencia de que debemos aprender a trabajar teniendo el control sobre dos grandes ecuaciones que se derivan de esta metodología utilizada, como son:

Minimizar costes [ equivale o es igual a ] un buen Diseño [ equivale o es igual a ] Importante capacidad de Gestión.

A mayor inversión menor coste del producto.

El curso, canalizado bajo el encargo de un elemento, por ejemplo de mobiliario, permitiría a los alumnos adquirir la capacidad de controlar una línea metodológica, de adquirir las herramientas necesarias para tener y ser un buen gestor de diseño y disponer de una gran capacidad de optimización de medios y recursos a partir del conocimiento de la realidad industrial y de mercado.

El diseñador industrial al igual que un buen director de orquesta debe ser capaz de controlar toda la partitura en su conjunto, a sus músicos, las particularidades y generalidades coyunturales y contextuales para determinar la resolución y/o el efecto que se desea de la obra, del producto.
Ha de saber en que se basa y como suena cada instrumento así como lo que se le puede llegar a pedir, pero no necesariamente tiene porqué saber tocarlos todos. Él éxito del que disfruta el usuario reside en la capacidad de gestión que tiene el director.

Debemos ser humildes y reconocer que no se puede controlar todo pese que el diseñador industrial es pieza responsable y fundamental de un producto. Ser consciente que existen profesionales capacitados expertos en su ramo y que no solo podemos sino que debemos recurrir a ellos delegando importantes etapas del proyecto. Por esta razón el curso se apoyaría de forma puntual a través de clases introductoras con profesionales expertos en comunicación, volumen y modelismo, moldistas, matriceros, inyectores, ... Entre otros muchos.

Este es el borrador de lo que considero podría ser un buen curso o máster en procesos de diseño industrial para mejorar el método adquirido durante la carrera de diseño industrial y perfeccionar o mejorar la capacidad de control del proceso de diseño.

José Manuel Mateo, 2010.