Concurso Castey. Diseño industrial en el contexto de la cocina

Desde hace unos años el diseño industrial se ha introducido con mucha fuerza en los pequeños objetos cotidianos y utensilios de cocina. No cabe duda de que no solo nos hacen la vida en la cocina mucho más fácil sino que además nos permiten la posibilidad de disfrutar. Son diseños que logran conectar con lo más lúdico de nuestras acciones diarias.

El sector del menaje, la cocina y el hogar son sectores muy atractivos para los diseñadores industriales que pueden proyectar objetos con funcionalidades normalmente muy asequibles pero con un elevado componente comunicativo-conceptual. Un sector donde el diseño da un pasito más allá y nos transmite emociones y sentimientos de forma más evidente.

Ahora es el turno de los estudiantes. Tienen la posibilidad de enfrentarse al sector de la mano de Castey que convoca su 6ª Edición del concurso de Diseño Industrial Hi-Cooking.
El concurso, que circula en torno a nuevos conceptos y propuestas para una cubertería, está destinado exclusivamente a estudiantes de diseño industrial y/o jóvenes diseñadores no mayores de 30 años. Pueden presentarse propuestas hasta el día 31 de enero de 2012.

Castey es un claro ejemplo de empresa con una importante apuesta por el diseño industrial. Una empresa que siempre ha creído en la calidad y la innovación como motor económico y de mercado.
Inmersa en esta constante estrategia de calidad y diseño ha presentado recientemente SENSO, su primera línea de cubertería. Estamos seguros que éste será el primer paso para ampliar la gama de productos a otras tipologías.

Este nuevo entorno artificial que se introduce en nuestras cocinas ha sido posible también gracias a empresas como Lékué que han apostado por el diseño industrial como estrategia de innovación. Empresa a la que aprovechamos desde aquí para felicitar por su reciente premio Design Management Awards 2011.

Empresas o marcas como Lékué, Castey, Araven, Omami y otras muchas, del ámbito nacional y enfocadas al sector hogar-cocina, nos dan siempre fuerzas y energías (a los diseñadores industriales) porque son muestra evidente del respeto hacía el diseño industrial y nos transmiten con trabajo y esfuerzo el mimo que impregnan a sus productos. Muchas gracias a todas ellas.

Septiembre 2011