Estudio del valor económico del Diseño en España

Se ha presentado el Estudio sobre el valor económico del diseño en España que tiene a bien reflejar el estado de salud de las principales disciplinas de diseño entre las que podemos destacar al diseño gráfico y al diseño industrial aunque se han analizado la totalidad de especialidades e incluso muchos "subsectores relacionados".

Podemos decir que el estudio ha sido el primer “regalo” del reciente nacido “Observatorio español del Diseño (OED)” que imaginamos que es una secuela del anterior DDI.
La realización del estudio se ha delegado al ESNE, la escuela universitaria de Diseño e Innovación de Madrid y viene avalado además, entre otras muchas entidades, por el ENISA, el Instituto Nacional de Innovación.

De entrada podemos decir que a lo largo de los últimos años han sido varios los intentos por lograr un informe riguroso sobre los datos económicos y estructurales al respecto del diseño y su volumen de negocio. Estudios de los que “a priori” siempre he “desconfiado”. ¿Porqué? En primer lugar, como los propios realizadores del informe reconocen, porque no existen datos fiables ante la desorganización y el caos en los famosos epígrafes fiscales –obsérvese la credibilidad que tiene la profesión desde el punto de vista de la administración pública- pero sobretodo porque los diseñadores somos muy poco dados –cuando nos llaman para encuestarnos al respecto- a “soltar” datos económicos y/o estratégicos. Así además lo han admitido siempre los que han intentado realizar “tarifarios” generales con un poco de rigor año tras año.

Por consiguiente -aceptando cierto hermetismo por parte del mundo del diseño- todos los datos de éste y de otros estudios, debemos, si queremos ser rigurosos, tomarlos con las debidas reservas. No obstante considero que siempre es mejor esto, aunque esté algo sesgado, que nada. A pesar de las carencias, estoy seguro que en él se dibujan a grandes rasgos y si sabemos complementar la información, la evolución, las tendencias y el estado del sector del diseño en ese sentido.

Aunque no me leído de forma profunda el estudio parece que se radiografían con precisión las diferentes áreas disciplinarías y geográficas del diseño que vienen existiendo en España (no siempre ha sido así) y la verdad es que el estudio parece posicionar bastante bien, en lo que a niveles de progresión de crecimiento se refiere, algunas de las que he considerado durante los últimos años como las potencias de futuro del diseño, como lo son por ejemplo el País vasco y/o Galicia entre otras y por citar dos rápidamente. Circunscripciones que presentan un diseño “personal” muy ligado al carácter cultural de sus identidades sin perder de vista la gran tradición industrial, sobre todo el País Vasco. Ésta es sin lugar a dudas la mejor semilla para el futuro. Nuestra propia riqueza de diversidades que puede generar una marca común española con un enorme potencial. Y es que Identidad + tejido industrial local = Diseño diferenciado pero con rigor disciplinario, es decir un diseño “aportador” de soluciones.

Otro dato interesante, referente al número de empresas dedicadas al diseño, es la equiparación o la cercanía que existe entre Andalucía y Valencia. Es cierto que la superficie de ambas comunidades es muy dispar pero no deja de ser un dato que puede llegar a sorprender y que sin duda debe animar a los jóvenes diseñadores andaluces -que acaban siendo de forma muy habitual emigrantes de diseño, a ser -o por lo menos intentarlo- profetas en su tierra en favor del crecimiento local.

En el estudio también podremos encontrar detalles tales como que genera más ingresos el diseño industrial que el diseño gráfico. Aspectos, puntualizaciones y/o anécdotas que también deberíamos tomar con las debidas reservas no vaya a ser que fomentemos ahora un erróneo traspaso de vocaciones hacía disciplinas aparentemente mejor pagadas. Y es que niveles siempre los ha habido, los hay y los habrá, por lo que deberían analizarse realmente las minutas profesionales en función de la labor realizada, la capacidad, los proyectos y la experiencia más que desde la exclusividad de la disciplina.

Pero es mucho mejor que os forméis una idea realmente más objetiva y que extraigáis vuestras propias conclusiones puesto que esta noticia ya tiene mucho de subjetivo con mis opiniones personales. Podéis disponer de toda la información en la propia página web del OED enlazada arriba.

Buena lectura.

Pese a todo, es de agradecer el esfuerzo realizado para arrojar algo más luz sobre el diseño industrial en los sentidos en los que se detallan en el informe. Muchas gracias y larga vida al OED que esperamos que disponga de la transparencia y la rigurosidad que merece una labor así.

Mayo 2012