La divulgación y la promoción del diseño Industrial. ¿Un bien social?

Por desgracia la gran mayoría de nosotros coincidimos en que el diseño es, pese a su implicación y responsabilidad social, cultural, empresarial y económica, “un gran desconocido” en el seno del sector de las PYMES. A los datos de implementación de estrategias de diseño podemos remitirnos y a la ausencia real de su demanda.

Desconozco porque extraña razón no logramos llegar con la profundidad y eficacia que sería deseable por lo que toda labor de divulgación y promoción del diseño es siempre necesaria por pequeña que parezca.

Hoy me he enterado que uno de los pocos recursos gratuitos de calidad que quedaban al respecto, como lo es el directorio de diseñadores del BCD, Barcelona Centre Disseny, parece que va a dejar de ser gratuito para pasar a ser de pago.
No hay nada que reprochar. Lógicamente el BCD es libre de cobrar un servicio -de calidad- que además viene avalado con su nombre.
Esto no quita que reconozca abiertamente que considero que es una lástima que esto suceda. Y lo es porque esta decisión probablemente –aunque espero equivocarme- provocará que muchos de los que formaban parte de él dejen de hacerlo lamentablemente.
Unos lo harán por la difícil situación económica que atraviesa la sociedad. A la que obviamente no escapa el diseño.
Otros lo harán porque eran jóvenes estudios donde las cuotas de este tipo pagan la luz a final de mes. Y otros muchos, como yo mismo estoy madurando, dejarán de pertenecer a él por razones “ideológicas”. Porque creemos que esta labor de divulgación y promoción no solo es una obligación del sector del diseño, que nos beneficia a todos, sino que es más bien un ejercicio social casi “obligado” en el que la mayoría ponemos todo de nuestra parte.

Somos muchos los que mediante blogs, twitter, otras redes sociales y páginas como ésta intentamos llevar el diseño al diseño y a las empresas de forma altruista. A través únicamente de nuestro esfuerzo y trabajo. Solo basta ver todos los recursos que desde aquí y otras páginas se nos ofrecen.
Y aunque muchas veces sea difícil porque nos quita tiempo del trabajo que nos da de comer, la mayoría consideramos que es una inversión para el propio diseño.

Si he de ser sincero -que lo seré- me hubiera gustado que el BCD, Barcelona Centre Disseny no hubiera tomado esta decisión. Aunque la respeto totalmente. No obstante si que deseo trasladar, a los que siguen esta página, que esto no influye en absoluto para que siga creyendo firmemente que el BCD es una de las pocas instituciones de Barcelona -me aventuraría a decir que del resto de Cataluña y España- que mejor defensa y divulgación hace de nuestra profesión. Muchas gracias.

EDICIÓN:

Aun pareciéndome mal el hecho de ir perdiendo recursos gratuitos, sobre todo porque perjudican de forma más notable a la cantera del diseño -que debemos mimar y cuidar- finalmente tras hablar con el BCD hemos decidido mantener a ozestudi en el directorio.
La razón es que entendemos que todo dinero invertido en el BCD, de una u otra manera, repercutirá positivamente en la magnífica labor de promoción del diseño que vienen realizando y todos nos beneficiaremos en conjunto, incluidos aquellos que tienen menos recursos.

Octubre 2012