#revolucióndediseñoindustrial Quizás el punto de inflexión que necesitamos

Hoy desde twitter algunos colegas y afines al diseño hemos estado de acuerdo en acuñar un nuevo tema #revolucióndediseñoindustrial porque estamos un poco quemados del panorama de nuestra profesión. Una profesión que tanto amamos.

Y es que estamos de acuerdo en que algo no funciona dentro del diseño industrial desde hace tiempo. Las lagunas teóricas de las que venimos hablando desde hace mucho permiten que cada cual haga la suya.
No logramos un consenso profesional y por extensión la visión que tiene la industria de nosotros es muy dispar. Tan dispar como que algunas empresas están contentas y saben de la importancia del diseño industrial y otras, en cambio, han quedado tan escamadas ante pésimos diseños que jamás, o les costará mucho, volverán a confiar en el diseño industrial. No olvidemos que España es un país de PYMES.

Siguen siendo los mismos males de siempre, es cierto. Seguimos sin ponernos de acuerdo en como debe articularse nuestra profesión y la verdad es que las asociaciones de diseño, preocupadas por otras cuestiones, no ayudan a dar luz al asunto.
Por si fuera poco el también dispar programa formativo del diseño industrial hace que los recién llegados a la profesión presenten muy diversos niveles pero en cualquier caso todos ellos con elevadas carencias.

Así que por todo ello, inmersos en un periodo donde las industrias están en una delicada situación creo, al igual que otros colegas, que es hora de que los diseñadores industriales seamos más activos. Activos en un sentido de empezar a poner orden y posibilitar mejorar el diseño industrial para mejorar las empresas para mejorar los mercados para mejorar las sociedades para mejorar la vida....

Aun se recuerda por muchos (me consta), el famoso congreso del ICSID en Ibiza en el 1972. Es un evento del que tuve constancia porque lo rememoraba, de tanto en tanto y con cierta emoción, un gran profesor mío y es que pienso que aquel congreso cambio la vida de algunos diseñadores. Así que creo que a otro nivel y en otra época necesitamos hablar de nuestra profesión y de su futuro de forma abierta y desenfadada.

Además, visto lo visto con el 15M y lo que unas personas que tienen un mismo sueño pueden lograr creo, ahora si, que podemos ser capaces de cambiar las cosas.

No se si esto será una rabieta puntual fruto de una época general muy dura o si los medios son los que fomentan este tipo de ilusiones de cambio, en cualquier caso llegue o no a algo, lo importante es que se hable de diseño industrial. Eso es ya un logro, así que habrá merecido la pena aunque caiga en saco roto mañana mismo.

Junio 2011