Encuentros de diseño en el BuenasMigas

El sábado 16 de febrero realizamos el segundo encuentro en Barcelona entre algunos colegas diseñadores.

Con un café como excusa y siempre con el afán de aprender y disfrutar con aquello que nos une (el diseño) estuvimos dialogando durante casi 4 horas. Y es que no cabe duda de que reunir a un grupo de diseñadores en torno a una mesa da para eso y para mucho más.

Esta vez nos reunimos Xavi Lopez, diseñador gráfico e industrial por Elisava que actualmente colabora de forma puntual con el estudio Invenio. Pablo Santos, ingeniero técnico en Diseño Industrial que está actualmente cursando un master de Diseño de Producto en Elisava que vino acompañado de María Babia, una estudiante de diseño industrial en Sevilla que ya tiene un ojo puesto -y medio corazón, me atrevería a decir- en Barcelona para seguir aprendiendo aquí cuando se gradúe.
Juan y Arkaitz, licenciados en Bellas artes y diseñadores por la Massana, son los fundadores del genial estudio Gauzak, del que seguramente poco hay que decir porque la gran mayoría ya lo conocéis. Daniel Peguenaute de Tempus Fugit studio y yo, representando a ozestudi, ambos formados como diseñadores en la Llotja de Barcelona, completábamos la mesa del “BuenasMigas”.

Creo que no podíamos haber escogido un lugar mejor aunque no fue premeditado. Una cafetería muy agradable con un nombre muy evocador -casi profético podríamos decir después de los dos primeros encuentros- y a la distancia suficiente, si se me permite el simbolismo, del ADIFAD y el diseño “más oficial”.

Conversamos sobre muchas cosas. Diseño, arquitectura, ingeniería, clientes, proyectos, artesanía, proveedores, asociaciones y ferias. El futuro, el presente y el pasado del diseño. La industria y la docencia del diseño. Todo amenizado con alguna que otra crítica, bromas y sobre todo anécdotas.

La verdad, creo que hablo por todos, lo pasamos bien y hemos decidido repetir. Así que habrá seguramente un tercer encuentro para seguir hablando de lo que nos gusta, de lo que nos une pero también, porqué no, de lo que nos separa. Quien sabe, a lo mejor hasta ponemos de moda esto de hablar del diseño.

En cualquier caso si que espero –ojalá- que de estas reuniones, no solo puedan nacer sinergias, proyectos compartidos, ayudas y compromisos por el diseño industrial sino que se establezca entre nosotros una buena amistad.

Sin la más mínima intención de "hacerles la pelota", utilizando un lenguaje coloquial, he de decir de todos ellos que son, bajo mi punto de vista, grandes diseñadores pero lo más importante es que son grandes personas. Rápidamente uno empatiza con todos ellos. Tienen ilusiones y aman el diseño. Te arrastran hacía ciertas emociones que hacen que salgas de la reunión con ganas de diseñar. Diseñadores que aman su trabajo y siempre están abiertos al diálogo y a pasar un rato agradable entre café, risas y anécdotas.

¡Muchas gracias!

Varios/as colegas no han podido acudir a estas dos primeras reuniones. Ha sido una pena porque seguro que hubieran enriquecido notablemente los encuentros.
Esperamos que a la tercera edición, como dice el refrán, podamos ampliar la mesa del BuenasMigas con más –y nuevos- puntos de vista con el fin de aprender mucho más y quizás entender un poco mejor el diseño.

Febrero 2013