Una concepción de diseño industrial y el diseño gráfico generalista

Tanto el diseño industrial como el diseño gráfico nos permiten abordar las más diversas tipologías de proyecto. Ambas disciplinas son claramente generalistas y por ello la especialización, sea intencionada o no, pienso que resta posibilidades para explotar todas nuestras capacidades como profesionales. Así que como diseñadores, disponer de la oportunidad de enfrentarse a toda esa variedad –aunque no es fácil- supone, por una parte adquirir un excepcional aprendizaje y por la otra tener la satisfacción de ir rellenando “huecos” profesionales, es decir tener la ocasión de diseñar todos aquellos productos con los que uno siempre ha soñado.

Desde oZ, estudi hemos gozado, a través de todos estos años, de la suerte de poder diseñar los más variados productos y/o aplicaciones.
Mediante el diseño industrial nos hemos enfrentado a proyectos de mobiliario, consumo, iluminación, envases, menaje, herramientas, estructuras, displays, complementos, juguetes, etc… Pero también hemos desarrollado el trabajo desde ámbitos puramente de gestión y análisis.
Desde el diseño gráfico hemos solucionado proyectos tales como aplicaciones comunicativas, pósters, catálogos, webs, promoción, marcas y un largo etcétera.

Aunque aun nos quedan muchos sectores y tipologías que tocar –en los que esperamos trabajar- es cierto que hay proyectos que esperamos con más ilusión que otros porque suponen retos impresionantes. Este es el caso del que hemos iniciado esta misma semana, en la que nos hemos embarcado en un proyecto de diseño gráfico que nos motiva enormemente, como es el diseño de la portada de un libro.

Con este nuevo proyecto oZ, estudi logra dar un pasito más y rellenar un nuevo hueco tipológico mostrando que desde una visión general -integral- del diseño, como siempre hemos compartido en el estudio, éste puede resolver con el mismo rigor, efectividad y calidad cualquier problemática de diseño, ya sea de diseño industrial o el diseño gráfico.

Febrero 2012