Adiós a Steve Jobs, creador de iconos y visionario del diseño

Aunque esta misma semana hablaba de Apple, no puedo dejar de hacerme eco de la noticia que ha movido en las últimas horas ríos de tinta y YBs de información.

El pasado día 06 de Octubre fallecía Steve Jobs, padre de Apple. Jobs era considerado, creo que con precisión, como uno de los grandes visionarios de nuestra era. Un ser capaz de releer lo que tenía en su entorno y transformarlo en un producto de éxito. Una personalidad entrañable que sabía compaginar trabajo, familia y amigos y del que sin duda muchos, de una forma u otra, hemos aprendido a ser mejores.

Quizás él representaba mejor que nadie el romántico sueño americano donde la gente se hace así misma con esfuerzo e ilusión.

Steve Jobs creía, confiaba y era consciente de que el diseño industrial de sus productos eran parte de su éxito pues reflejaban exactamente lo que él deseaba expresar; sencillez, cercanía y calidad. Siempre se rodeó de los mejores para que sus geniales ideas no perdieran potencia y se atrevió a refrescar su propio logotipo cuando retornó a la que fue su empresa hasta su fallecimiento.
Hoy la marca Apple, todo un icono del diseño gráfico está de luto. Una manzana que jamás fue un elemento casual, como nada que brotaba de su mente.

Pienso que era muy consciente de que el diseño gráfico y el diseño industrial no es jamás un complemento sino que es una parte fundamental dentro de la generalidad de un buen producto.

Hoy muchos sectores económicos y sociales pueden sentirse, metafóricamente hablando, huérfanos. Y el diseño industrial y el diseño gráfico, muy ligado a los ordenadores Mac, no puede tampoco sentirse de otra manera. Hoy hemos vuelto a perder a uno de los grandes.

Descanse en Paz.

Octubre 2011