Referencias mínimas sobre diseño industrial

Cómo muchos sabréis tuve el inmenso placer de acudir como ponente a la 1era Jornada de Diseño y Sostenibilidad que tuvo lugar el pasado día 25 de abril en Málaga en la escuela de Ingeniería (Diseño Industrial) de la UMA. Una jornada que organizó Zebro, un grupo formado por estudiantes de la UMA que, sensibilizados con la sostenibilidad y encontrando que es una materia muy ausente en los planes académicos actuales, han decidido apostar por su divulgación. Una actitud muy loable, que además dice mucho de ellos como personas, entendiendo el enorme esfuerzo que esto les supone.

Durante la jornada me sorprendió y así lo expresé abiertamente ante los asistentes, que los alumnos -en una mayoría importante y sin mucha distinción al respecto del curso en el que estaban- desconocían ciertas empresas, diseñadores industriales e imagino que por extensión libros fundamentales sobre diseño industrial. En definitiva no conocían, bajo mi humilde opinión, unas mínimas referencias sobre nuestra disciplina, la que será también la suya en muy poco tiempo.
Así que si la sostenibilidad es un tema aun pendiente en los nuevos planes académicos está claro que esta ausencia de referencias básicas sobre diseño industrial también lo es.

Este hecho me sorprendió básicamente por dos motivos. Uno es que normalmente es desde aquí, desde la admiración y el reconocimiento de ciertos diseñadores y empresas de referencia, desde donde nace de forma más rápida y profunda la pasión por el diseño. Creo que sin enamorarte del trabajo de los otros es muy difícil que nazca en ti el amor hacía este sector y hacía tu propia profesión. Pero más allá de este "aspecto emotivo" está claro que tener referencias atiende principalmente a la adquisición de una cultura mínima sobre el diseño industrial que los alumnos han de empezar a tener, si o si.

La otra es que ser estudiante de diseño industrial es incompatible con el aislamiento.
Muchos recordaréis que comenté que ser diseñador es una cuestión de actitud y un rasgo de esa actitud del diseñador es estar siempre alerta. Saber que pasa. Que hacen otros diseñadores, que hacen las empresas.
Un estudiante de diseño no puede permitirse estar aislado en la burbuja que le ofrece la universidad y debe siempre contrastar todo lo aprendido en un contexto más amplio y real.

Es realmente difícil, bajo mi punto de vista, que alguien logre aprender diseño industrial (o cualquier otra disciplina) sin tener la oportunidad -que debe ser impuesta por uno mismo si no la encuentra en la universidad- de analizar y/o revisar constantemente todo lo que hace referencia a ella.

Estoy seguro que muchos diseñadores en activo y otros tantos estudiantes de otros centros académicos donde la cultura del proyecto prima por encima de todo y donde las referencias son importantes, básicas y fundamentales, se sorprenderán también por este hecho. Podríamos incluso hablar de perplejidad.
Esto avala en cierta manera lo que he venido reiterando durante mucho tiempo desde estás páginas. Debemos revisar profundamente los nuevos planes académicos del diseño industrial.

Si no reconocemos que esto supone un problema, que lo es, poco podremos aportar para solucionarlo.

Algunos alumnos me pidieron que les hablara de algunas referencias para empezar. Por ello, a petición de un alumno concreto -@Pepesierra78- expondré unas mínimas (hay miles) referencias para que se pueda empezar, desde ya, a conocer un poco mejor el mundo del diseño industrial.

Sobre las referencias debo decir que no están seleccionadas bajo ningún criterio ni de calidad, ni de importancia, ni de ningún tipo. Son solo las primeras que me han venido ahora mismo a la cabeza. Tan solo 4 o 5 para que pueda empezar.
A los alumnos que me pidieron las referencias les puedo decir que, si las revisan con profundidad, no me cabe la menor duda de que empezarán a sentir en su interior nuevas hormiguitas y nuevas sensaciones que les ayudarán a coger más fuerza, si cabe, para intentar ser buenos profesionales en el futuro. Si es que tras esta revisión constatan, ahora con más parámetros de análisis, que les gusta el diseño, claro.

A partir de aquí emplazo a todos -los que reconozcan tener esta carencia- a que no paren de buscar y de aprender. Hoy no les será nada difícil (por ello sorprende mucho que no las tengan) ya que tienen internet, bibliotecas, asociaciones de diseño y otros recursos donde encontrar información de calidad.
Creo que deberían empezar a adquirir el hábito de hacerse una cultura de diseño industrial de forma obligada o mucho me temo que tendrán menos oportunidades como profesionales porque sus trabajos presentarán probablemente muchas carencias o estarán fuera de contexto.

Diseñadores:

Achille Castiglioni, Enzo Mari, Ettore Sottsass, Alejandro Mendini, Raymon Loewy, Jorge Pensi, Alberto Liévore, Miquel Milà, André Ricard, Charles & Ray Eames, Eero Saarinen, Alvar Aalto, Tom Dixon, Ron Arad, Starck, (...)

Uppps, es que son realmente tantos y tantos... y tan buenos y han aportado tanto para el diseño industrial que es imposible citarlos a todos. Así que empezar por estos está ya muy bien.

Libros y por extensión diseñadores fundamentales:

“El mundo como proyecto” de Olt Aicher.
“El Diseño Industrial reconsiderado” de Tomás Maldonado.
“Cómo nacen los objetos” de Bruno Munari.
“Historia, teoría y práctica del diseño industrial” de Bürdek.
“Que es el diseño”, Isabel Campi.

Y cientos y cientos más sobre teoría, práctica, reflexión....

Algunas empresas a revisar:

Driade
Kartell
Metalarte
Paco Capdell
Andreu World
Casinna
Vitra
Artemide
Moroso
Alessi
BD
Santa & Cole

Y cientos y cientos más de todo tipo; tecnología, menaje, maquinaría, automoción,...

Cómo lo prometido es deuda, aquí están esas referencia Pepe. Si que puedo asegurar que si os gusta el diseño industrial y empezáis a mirarlo a través de los trabajos y pensamientos de estos profesionales (y muchísimos otros más) no solo aprenderéis mucho de ellos sino que os nacerá posiblemente una pasión desbordada sobre el diseño industrial que os obligará a estar siempre alerta.

Ahora creo que toca compaginar el twitter y facebook con un poco más de tiempo en las bibliotecas o navegando por Google para buscar y conocer todo lo que se mueve en el mundo del diseño industrial. ¡Ánimo!

Espero muy sinceramente que esto os pueda servir de ayuda.

Abril de 2012