BabySwing; un diseño de extremada sencillez y calidez

De tanto en tanto surgen propuestas de producto en las que su extremada sencillez es inversamente proporcional al grado de solución logrado en una función. Con BabySwing creemos, desde ozestudi, estar delante de este tipo de productos.

Bajo un claro y sencillo concepto, Babyswing cubre una necesidad que tenemos –o hemos tenido- la mayoría de padres, como lo es disponer de un soporte diferente, seguro, lúdico y confortable en el que poder dejar en algunos momentos del día a nuestros hijos más pequeños.

Está diseñado para ser fabricado en una única pieza moldeada en madera de haya contralaminadar, su parte inferior presenta una base de caucho que nos permite, no solo conservar los delicados suelos domésticos sino también el propio producto así como darle una mayor estabilidad aportando un debido rozamiento ante movimientos incontrolados, tan habituales en bebés.

El lecho es acogedor y confortable, está realizado en lana y algodón y presenta, a pesar de que no se muestre, un cinturón de sujeción y seguridad.

Se plantea de forma circular y geometría de "casquete esférico" para no limitar el sentido ni la orientación pero sobretodo para lograr movimientos suaves, armónicos y pendulares. Dada la propuesta de materiales y su compacticidad es ideal para todo tipo de contextos.

Es una mecedora, manta de suelo, zona de juegos y balancín, todo en una única solución. Podemos tenerlo en posición estática y/o bien girarlo y mecer al bebé, ya sea con las manos o incluso con los pies sentados en el sofá de casa mientras los padres vemos una película.

Cálido y acogedor como si de un nido de pájaro se tratara, Babyswing es un producto que mima a nuestros pequeños y que posee un elevado potencial de mercado –o eso pensamos- porque no tiene referentes existentes y porque las inversiones para su desarrollo son mínimas. Un hecho que muy seguramente querrá aprovechar algún fabricante y embarcarse en esta producción junto a nosotros puesto que el proyecto finalmente ha quedado huérfano de fabricantes. Así que os esperamos.

El producto se presenta principalmente en dos formatos para que su medida y tamaño no sean un impedimento en los actuales reducidos espacios domésticos. Contemplamos una versión totalmente circular para bebés de 0 a 3 años y una versión más rectangular para niños a partir de los 3 años.


Y a vosotros, ¿qué os parece?

Como hemos dicho, el proyecto finalmente no ha visto la luz y es, pensamos, una pena. Planteado en 2010 aun sigue plenamente vigente así que si conoces a alguien al que le pueda interesar producirlo, no lo dudes y coméntaselo.

® Todos los derechos son propiedad de ozestudi.

Junio de 2016